It bag: el poder de un accesorio

Publicado en Lunes, 10 septiembre, 2012 en Marketing, Moda | 0 comentarios

Hoy es una realidad que los complementos (bolsos, calzado, accesorios) condicionan mucho la industria de la moda, donde cada vez tienen mayor protagonismo éstos en lugar de las prendas. Muchas firmas de moda, especialmente las de lujo, viven gracias a sus ventas de complementos (gafas, bolsos, etc.) y en todas las revistas especializadas podemos leer que los complementos son la clave de todo look. Y es que la industria necesita vender muchos complementos, ya que no tantas prendas pueden ser vendidas (faldas, vestidos… con precios dirigidos a una minoría). Toda marca de moda prácticamente sin excepción depende en mayor o menor medida de los complementos que vende bajo su firma, ya sean en forma de licencias (gafas, perfumes y un sinfín de artículos) o productos fabricados internamente, como los bolsos. Todas las marcas ansían ser las propietarias del siguiente it bag de la temporada, ese bolso que las revistas dirán que debe ser objeto de todos tus deseos, ese que las celebrities se encargarán de lucir para alimentar ese deseo. Todo un filón en la estrategia de marketing de la moda.

Veamos con más detalle este fenómeno.

Al inicio de lo que sería después ese culto al bolso (a principios del siglo XX), estaban tres grandes casas: Hermès, Louis Vuitton y Gucci, seguidos de Prada y Fendi. En los años 20, Louis Vuitton seguía estampando sus monogramas (desde 1896) en los famosos baúles de lona de la casa, pero diversificaba su oferta con los bolsos; lo mismo que Hermès, que desde el mundo equestre (sillas de montar, alforjas…) pasó a fabricar bolsos con cremallera, el primer cierre moderno. Gucci comenzó a colocar asas de bambú en sus bolsos de lona y Chanel utilizaba cadenitas doradas como asas de bolso en su famoso 2/1955.

bolso baguette Fendi

Photo: Yoox.com

 

El Kelly, el Birkin y el Constance de Hermès, el Noe, el Vernis y el Speedy de Louis Vuitton, el Lady Dior, el baguette de Fendi (en la foto anterior), el Amazona de Loewe, el bolso bombonera metálico de Judith Leiber, la alforja de Balenciaga… son muchos los bolsos de ayer y de hoy que han gozado de la etiqueta de “it bag”, cada vez más disputada.

Dos buenos ejemplos arriba citados son el Speedy de Louis Vuitton y el baguette de Fendi, del que se celebra una exposición en Colette por el 15 aniversario de su nacimiento, que también se ha conmemorado con un libro.

Por su parte, el Speedy nació en 1930 como el hermano pequeño del también emblemático Keepall de Louis Vuitton. En 1965, Audrey Hepburn, fiel clienta encargó un pedido especial a Henri-Louis Vuitton: una versión menor del Speedy, el Speedy 25, que recientemente la firma ha presentado en piel monogram empreinte en 4 colores. La actriz e icono de estilo Sarah Jessica Parker ya lo luce en este púrpura.

Sarah Jessica Parker y Louis Vuitton

¡Larga vida a los it bag!

Créditos de la imagen| fotos cedidas por Réplica. 

0 Comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. It bag: el poder de un accesorio | Placedelamode - [...] It bag: el poder de un accesorio  » http:// www.lamarcademoda.com [...]

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>